SUAT - Merienda saludable

Novedades


22.04.2014

Consejos médicos

Merienda saludable

La merienda es muy importante para poder cumplir con las cinco comidas diarias que se recomiendan y, al mismo tiempo, evitar llegar a la cena con mucho apetito; este refrigerio debe aportar entre el 10 y el 15% de las calorías diarias. SUAT te brinda toda la información necesaria para que puedas mantener un estilo de vida saludable y te recuerda que la alimentación tiene que estar complementada con la implementación de ejercicio físico.

La merienda se presenta como el momento apropiado para incorporar alimentos nutritivos en el día. Sin embargo, algunas veces se improvisa y se realizan elecciones poco saludables al incluir golosinas, alfajores, snacks o picada, bizcochos, galletitas rellenas y todo tipo de alimento que se induce a su consumo mediante la importante carga publicitaria y la forma en que está presentado; en realidad, estos productos contienen poco valor nutritivo y no son recomendables porque cuentan con elevado contenido de grasas, azúcares refinados o sal.

Sí y no

Los niños en edad escolar se encuentran en continuo crecimiento y desarrollo, por lo cual deben cubrir sus necesidades nutricionales. En este caso, se les puede ofrecer un sándwich de pan integral, con semillas o cereales, ya que aportan una mayor cantidad de fibra, minerales y vitaminas en comparación con el pan blanco. Al mismo tiempo, la dieta puede contener bizcochos y galletas, pero de elaboración casera para poder hacerlos con aceite en lugar de manteca o margarina y empleando menos azúcar; esta idea se complementa con la inclusión de frutas o frutos secos.

En el caso de querer ofrecer, en forma esporádica, alguna galletita o producto de repostería comprados se aclara que no es contraproducente; simplemente, es imprescindible procurar que no estén presentes en la alimentación diaria al tratarse de productos que contienen muchas calorías, grasa saturada, colesterol, sal y azúcares. Se reitera que no deben ser incluidos sistemáticamente porque en la elaboración de panificados o similares a nivel industrial se emplean grasas vegetales hidrogenadas -también denominadas grasas trans-, y saturadas -como la grasa de coco o palma-.

Sugerencias saludables

Existen variadas opciones para que la merienda se convierta en una ingesta saludable y brinde las energías necesarias en la edad escolar. A continuación se mencionan algunos alimentos nutritivos:

  • Frutas frescas de estación.
  • Verduras crudas, tales como: zanahorias y tallos de apio.
  • Licuados y jugos de frutas.
  • Barras de cereales sin grasas trans.
  • Yogur con agregado de frutas frescas.
  • Galletas integrales sin grasas trans, multicereales o de arroz y, preferentemente, sin rellenos.
  • Frutas secas: granola, maní pelado sin sal, nueces, avellanas y pasas de uva.
  • Cereales.
  • También se sugiere una lista de productos más elaborados:
  • Sándwiches saludables: con quesos o fiambres que contengan poca grasa o, incluso, desgrasados. Además, se les puede añadir verduras cocidas y crudas, ralladas o en rodajas finas y huevo duro.
  • Pan con dulce o quesos de los menos grasos -tipo dambo, cuartirolo, magro o mozzarella-.
  • Tortas caseras, bizcochuelos o tartas con frutas; siempre elaborados con aceite y nunca con margarina ni manteca.
  • Galletitas, scones y alfajores caseros.
  • Es fundamental que los padres sean conscientes al momento de elegir los alimentos que le ofrecerán al niño porque es la oportunidad ideal para promover los buenos hábitos: la aplicación de una alimentación saludable en la infancia se mantendrá en el tiempo determinando su extensión hasta en la vida adulta.

    Afiliate
    online