SUAT - Cómo alimentarse cuando la temperatura Aumenta

Novedades


14.10.2010

Consejos médicos

Cómo alimentarse cuando la temperatura Aumenta

El verano se aproxima y es bueno tener en cuenta algunos elementos sobre la alimentación. El incremento de temperatura determina que las calorías que necesitamos sean inferiores a las requeridas en el invierno. Por lo tanto, es conveniente modificar el tipo de alimentación para evitar la subida de peso.Por otra parte, la temperatura más elevada genera la necesidad de mejorar la hidratación diaria; tiene especial importancia para las mujeres que ingieren poco líquido. Se precisan dos litros de agua al día y puede ingerirse en jugos, infusiones, solo o con el mate. Es importante tener en cuenta que las bebidas cola aportan líquidos pero también son una gran fuente de calorías; llamadas como "calorías vacías" por no tener valor nutricional. Aunque las bebidas dietéticas no aportan calorías, sí producen apetencia por ingerir alimentos dulces. Asimismo, se recomiendan las frutas y verduras de estación por considerárselas más sabrosas y de menor costo. Este tipo de alimentos proporciona gran cantidad de agua, vitaminas, minerales, hidratos de carbono y otras sustancias no nutritivas pero de enormes beneficios para la salud -conocidas como antioxidantes naturales- y que se encuentran mayoritariamente en los alimentos vegetales. Múltiples estudios han demostrado que estas sustancias antioxidantes tienen un papel protector en las enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y es un factor preventivo en el proceso general de envejecimiento.

Las vitaminas y sus beneficios

La vitamina A ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y mucosas. Está en las verduras de hoja verde, de coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, tomate, remolacha, entre otros) y en ciertas frutas (frutillas, melón y sandía). La vitamina E actúa evitando la acumulación de radicales libres -acción antioxidante- que aumentan en verano por la acción de los rayos solares y provocan las denominadas "manchas de envejecimiento". Suelen encontrarse en buena cantidad en cereales de grano entero, aceites de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos. La vitamina C o ácido ascórbico también es un antioxidante. Ésta mejora la producción de colágeno; se trata de una proteína que mantiene la piel tersa y sin arrugas. Se encuentra en las frutas y verduras frescas y crudas. Abunda en alimentos de temporada como son: el melón, la frutilla, el morrón y el tomate. Las vitaminas del grupo B actúan sobre el estado de la piel, cabello, mucosas e intervienen en los procesos de renovación celular, entre otras funciones. Aparecen en la mayoría de los alimentos de origen vegetal -verduras, fruta fresca, frutos secos, cereales, legumbres- y en los de origen animal -carne, pescado, mariscos, huevos y productos lácteos-. El acido fólico está en las verduras de hoja verde, legumbres verdes y frutas. Por su parte, el selenio es un mineral con acción antioxidante y el cinc favorece la formación de nuevas proteínas -renovación celular-. Estos dos últimos, pueden ser encontrados en cantidades necesarias en carne, pescado, cereales, huevos, frutas y verduras.

Correcta manipulación de alimentos

El verano es una época ideal para consumir ensaladas y otros alimentos crudos. Sin embargo, hay varios puntos que deben ser contemplados. Las altas temperaturas favorecen la proliferación de bacterias en los alimentos. A modo de ejemplo, un germen puede multiplicarse millones de veces en sólo 12 horas. Para minimizar el riesgo de afecciones, como son las intoxicaciones e infecciones intestinales, deben adquirirse ciertos hábitos al momento de comprar, conservar y manipular los alimentos. Es fundamental prestar atención al proceso en el que se tiene contacto directo con los alimentos. Hay que esmerarse en la higiene personal mediante un frecuente lavado de manos y mantener las uñas cortas. Las personas que manipulan alimentos deben llevar el cabello recogido y usar ropa limpia. Los elementos de cocina deben lavarse con agua y jabón. Cuando come fuera de su casa, es imprescindible que preste atención a la higiene del local. Por otra parte, los alimentos perecederos deben conservarse en la heladera y los que quedan fuera hay que cubrirlos con papel de aluminio o film transparente.

Alimentos de especial cuidado

Los huevos deben comprarse con la cáscara y membrana intactas y limpias. Es preferible que indique la fecha de envasado y caducidad. Guárdelos en un lugar fresco y si la temperatura es elevada entonces necesitará dejarlos en la heladera. No los lave porque estaría destruyendo la película protectora que posee la cáscara. Al momento de hacer tortillas, tenga la precaución de que el huevo quede bien cocido y no use el mismo recipiente en el que colocó los huevos crudos.

Las verduras y frutas deben lavarse muy bien antes de ser consumidas. Si se ingieren verduras crudas, éstas necesitarán mantenerse unos minutos en agua con unas gotas de hipoclorito de uso alimentario y luego enjuagarse con abundante agua. Es recomendable consumirlas antes de que transcurra una semana desde su compra para aprovechar sus cualidades nutritivas. Las vitaminas se mantienen mejor en frío y en especial la C. Los vegetales y verduras que serán usados para ensalada deben tener un color verde brillante, sin bordes marrones ni hojas en mal estado. Las frutas también deben ser de color intenso. Las frutillas y duraznos necesitan ser consumidos rápidamente porque se deterioran con mayor facilidad.

En el caso de los helados, hay que evitar que se descongelen. Para eso, es necesario mantenerlos en el congelador hasta el momento de ingerirlos. Por otra parte, una vez que los productos lácteos han sido abiertos deben guardarse en la heladera y ser consumidos en el menor plazo posible. Los quesos frescos también se guardan en la heladera para evitar los bruscos cambios de temperatura.

Para disfrutar a pleno el verano hay que adaptar la dieta al cambio de estación. Cabe recordar que la ingesta de agua se convierte en un factor indispensable como también el correcto manejo de los alimentos. Es así que evitará posibles inconvenientes innecesarios. SUAT le acerca los cuidados fundamentales para aprovechar los días de verano.

Dra. María Dutra

Médica de SUAT

Afiliate
online