SUAT - ¿Cómo puedo hacer para que el teletrabajo sea lo más saludable, seguro y eficaz posible?

Novedades


04.06.2021

Actualidad

¿Cómo puedo hacer para que el teletrabajo sea lo más saludable, seguro y eficaz posible?

Esta modalidad de trabajo se presenta como una herramienta esencial para los trabajadores y los empleadores en tiempos de pandemia al ayudar a evitar la propagación del COVID-19. En esta ocasión, SUAT comparte un artículo de Lorenzo Munar (Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo) publicado en OSHwiki que actúa como referencia ante las inquietudes laborales que se han suscitado con motivo de la situación sanitaria.

Al teletrabajo se lo define como el uso de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) -teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras portátiles y de escritorio, por ejemplo- para desarrollar las tareas laborales fuera de las instalaciones del empleador.

El mundo del teletrabajo implica varios aspectos que deben ser analizados punto por punto, tal es el caso del apropiado entorno de trabajo en casa:

  • Lo ideal sería una habitación pero en caso de que eso no sea posible, al menos debería ser un espacio donde se pueda teletrabajar. Esto es importante por dos razones: permite al teletrabajador estar aislado acústica y visualmente, facilitando la concentración y minimizando las distracciones; y contribuye a mantener un límite entre el trabajo y la vida doméstica, actuando como una forma simbólica de establecer una división entre estos dos ámbitos -salir de la habitación significa salir del trabajo-.
  • Temperatura, humedad y ventilación adecuadas.
  • Iluminación acorde que incluya la luz del día para realizar las tareas de manera eficiente, precisa y saludable.
  • Una adecuada conexión a Internet y líneas telefónicas.
  • Comprobaciones periódicas de defectos en equipos y cableado eléctrico.

En cuanto al equipo de pantalla de visualización (DSE, por sus siglas en inglés) y estación de trabajo, esta modalidad también se asocia con los riesgos ergonómicos. A modo de ejemplo: desarrollar las tareas con DSE en una estación de trabajo inadecuada y agregando trabajo sedentario, todos esos aspectos se relacionan con fatiga ocular; dolor y trastornos musculoesqueléticos; estrés; carga de trabajo mental y cognitiva; y los efectos en la salud vinculados a la falta de ejercicio/sedentarismo (obesidad, diabetes II, y patologías cardiovasculares).

Las medidas a adoptar estarán en función de las necesidades específicas del usuario, las restricciones de espacio y el tiempo dedicado a trabajar en la computadora. Dependiendo del acuerdo de teletrabajo, el tiempo destinado para esas tareas puede variar mucho: desde el teletrabajo ocasional -por ejemplo, un día cada dos semanas- hasta el teletrabajo regular de un día o algunos días a la semana o incluso estar disponible a tiempo completo.

Por lo tanto, se comparten sugerencias y consejos sobre DSE:

  • Mobiliario de trabajo ergonómico, ajustable y adecuado que ayuda a mantener una postura corporal cómoda y neutra con las articulaciones alineadas en forma natural, además de reducir el estrés y la tensión en los músculos, tendones y sistema esquelético.
  • Uso de equipo ergonómico de tecnología de la información (TI), como lo es el soporte de pantalla ajustable y el teclado corto, que asegura una postura más cómoda al trabajar con una pantalla de visualización.
  • Lo aconsejable es contar con mouse, teclado, pantalla o estación de acoplamiento para quienes usan una computadora portátil con regularidad.
  • Disposición adecuada de los componentes del equipo de TI en la superficie de trabajo para garantizar una posición de trabajo cómoda.
  • Asegurar suficiente espacio en el puesto de trabajo para permanecer en una posición cómoda, poder cambiar de posición y moverse.
  • Iluminación correcta, bienestar térmico y un bajo nivel de ruido.
  • Al realizar trabajos informáticos, garantizar interrupciones periódicas mediante descansos y otras actividades que no sean de TI; es preferible realizar descansos breves y frecuentes, y durante los descansos el teletrabajador debe alejarse del puesto de trabajo y hacer ejercicios de relajación.
  • Evitar la fatiga ocular centrándose en objetos distantes o parpadeando de vez en cuando.
  • Los deberes, expectativas y plazos deben estar claramente definidos y acordados tanto por el supervisor como por el teletrabajador.
  • Usar herramientas de comunicación que permitan a los teletrabajadores informar a los gerentes/compañeros de trabajo cuando están ocupados, disponibles o para no ser molestados.
  • Asegurar que las tareas laborales sean variadas para evitar la monotonía.

Ejemplos de ejercicios que se pueden agregar a la rutina de trabajo:

  • Ponerse de pie o caminar durante las llamadas telefónicas en caso de tener manos libres.
  • Comer el almuerzo lejos del escritorio.
  • Caminar durante las pausas para el almuerzo y en los momentos de inactividad.
  • Estirarse en el escritorio cada 30 minutos.
  • Pararse y tomarse un descanso de la computadora cada 30 minutos.
  • Agregar un mínimo de 10 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada o vigorosa al día, lo que es suficiente para que el corazón lata y queme calorías.
  • Utilizar estaciones de trabajo ajustables para poder trabajar tanto de pie como sentado.
  • Agregar más descansos cortos o micro descansos al día de trabajo.
  • Acordar un intervalo de tiempo máximo para la exposición al trabajo sedentario -por ejemplo, un máximo de dos horas consecutivas y no más de cinco horas por turno-.

En próximas ediciones también se informará sobre los problemas de estrés y salud mental que se pueden registrar a raíz del teletrabajo, y se compartirán algunos consejos para evitar la sensación de estar aislado, desconectado o abandonado.

Fuente: OSHwiki. Autor: Lorenzo Munar, Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Afiliate
online