SUAT - Día mundial del riñón 2021

Novedades


11.03.2021

Actualidad

Día mundial del riñón 2021

Tiene lugar el segundo jueves de marzo de cada año y en este 2021 la celebración será el 11 del corriente mes bajo el lema "Viviendo bien con la enfermedad renal". Se estima que más de dos millones de personas, en todo el mundo, reciben tratamiento con diálisis o un transplante de riñón, y actualmente el 10 % de la población mundial está afectada por una enfermedad renal crónica (ERC).

En su nuevo aniversario, el Día mundial del riñón (World Kidney Day) plantea que con la aplicación de diversas acciones se busca sensibilizar y crear conciencia en la sociedad en cuanto al papel esencial que cumplen los riñones. De esta forma, se pretende fomentar hábitos de vida saludables dirigidos a la prevención de los problemas renales.

El riesgo de desarrollar ERC es casi tan alto en las mujeres como en los hombres, siendo un poco mayor en mujeres; sin embargo, el número de mujeres en diálisis es menor que el número de hombres. Existen al menos tres razones principales que se han reconocido hasta ahora: la progresión de la ERC es más lenta en las mujeres que en los hombres, las barreras psicosocioeconómicas como una menor consciencia de la enfermedad llevan a un inicio tardío o no de diálisis en las mujeres y el acceso desigual a la atención es un problema en países que no tienen cobertura médica universal.

El trasplante renal también se disemina de manera desigual, principalmente debido a aspectos sociales, culturales y psicológicos: incluso en algunos países que proporcionan trasplante de riñón y tratamiento equitativo para hombres y mujeres, las mujeres tienden más a donar riñones y es menos probable que los reciban. De hecho, existe una clara necesidad de abordar las cuestiones de acceso equitativo a la atención de la salud para las mujeres donde actualmente no existe, y aumentar la sensibilización y la educación para facilitar el acceso de las mujeres al tratamiento y mejores resultados de salud.

Ante esta realidad, se comparten las ocho reglas de oro:

  • Permanecer en forma y activa.
  • Mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre.
  • Monitorear la presión arterial.
  • Comer saludablemente y asegurarse de tener el peso bajo control.
  • Aplicar una ingesta de líquidos saludables.
  • No fumar.
  • No automedicarse.
  • Chequear la función renal si se cuenta con uno o más factores de alto riesgo.

Ser diagnosticado con ERC puede ser un gran desafío

Ya sea para la persona afectada como también para los que la rodean. Su diagnóstico y manejo, particularmente en las etapas avanzadas de la enfermedad, impacta severamente en sus vidas al reducir su capacidad y la de sus familiares y amigos para participar en actividades cotidianas como pueden ser: el trabajo, viajar y socializar. Además, causa numerosos efectos secundarios problemáticos: fatiga, dolor, depresión, deterioro cognitivo, problemas gastrointestinales y dificultades para dormir.

Fuente: World Kidney Day

Afiliate
online